27 ene. 2012

"MENS SANA IN CORPORE SANO"

NO DESCUIDES TU ALIMENTACIÓN. Si te encuentras bajo/a de moral, deprimido/a, con ansiedad... es probable que descuides tu alimentación o, incluso, que "pagues" tu frustación con la misma, dejando de comer o comiendo a destiempo y grandes cantidades, intentando calmar de esta forma tu ansiedad.. El peligro de enfermar de un "Trastorno de la Conducta Alimentaria" no es tan difícil. Es un hilo muy fino y frágil que en cualquier momento puede romperse. Una mente mal nutrida deja de funcionar correctamente: si tu cerebro no recibe los nutrientes necesarios puedes llegar a ver la realidad distorsionada. Estas conductas son una especie de droga: crees que te sientes bien en el momento que, o bien controlas la comida negándosela a tu cuerpo y mente, o bien te atibborras de la misma. Sin embargo, es una sensación de bienestar ficticia y breve seguida de una mayor ansiedad, desesperación... Has sido maltratado/a en el trabajo o en otros ámbitos de la vida, pero en el momento en que "juegas" con la alimentación, eres tú mismo/a quien empieza a maltratar a tu cuerpo y alma, sufriendo pues un doble maltrato: el de terceros y el tuyo mismo. Recuerdo que en su momento escribí: "La comida es mi droga. Necesito olvidar". Pero ¿conseguía olvidar?: NO. En los breves momentos en los que tramaba cómo evitar comer y engañar a mi familia y a los que me rodeaban, evidentemente sí que lograba concentrar mis pensamientos en otro tema. Pero ¿qué ocurría con los sentimientos de culpabilidad que ahora eran dobles, con mi autoestima que cada vez destruía más, con el intenso sufrimiento cada vez que subía unos míseros cien gramos de peso y un largo etcétera? 

Cuando leo o veo que una víctima de acoso laboral empieza voluntaria o involuntariamente, consciente o inconscientemente a "jugar" con la comida, se me enciende una alarma roja en mi cabeza. No lo hagas, oblígate a ser ordenado/a en tus hábitos alimenticios. 
Recuerda que sólo un cuerpo y una mente fuerte están preparados para luchar contra el daño que te han causado. ¡No te destruyas aún más!
¡MENS SANA IN CORPORE SANO!

No hay comentarios: